Presentacion

domingo, 25 de enero de 2015


Es difícil comenzar a contar una historia que lleva guardada mucho tiempo en un cajón pero que necesitaba ver la luz, necesitaba ser leída y necesita ser entendida.

Antes que nada, decir que ésta  no es mas que una historia de tantas que hay por la web y por multitud de blogs,  pero que para nosotros ,los protagonistas de ella,  se trata de contar como nuestra vida se ha convertido en la lucha por conseguir eso; SU VIDA.

Con este blog no solo pretendo ayudar a todas las personas que de forma directa o indirecta necesiten de tratamientos de reproducción asistida, sino también ayudarnos a nosotros mismos: a mi marido y a mi. Pretendo ayudaros, contaros nuestra historia, narraros como hemos y todavía estamos pasando por este proceso.Que conozcáis una historia más de las miles que hoy en día afectan a muchísimas personas, pero que la mayoría de veces no apetece contar ni apetece que conozca mucha gente.

Nuestra historia lleva mucho tiempo guardada en un cajón precisamente por eso, porque no queríamos que nadie conociera el proceso por el que teníamos que pasar, solo familiares y amigos muy muy cercanos lo sabían. Es duro, muy duro, contar todo esto. Es duro, muy duro, pasar por aquí. Así que decidimos contar solo lo estrictamente necesario o en muchos casos, no contarlo.

Pero hemos dicho BASTA¡¡ Yo especialmente necesitaba contar mi historia, dejar atrás todo este tiempo de ocultar sentimientos, de fingir que no pasa nada y de dar la cara. Para salir del pozo necesitábamos una cuerda, que alguien nos echara esa cuerda en la que pudiéramos engancharnos, pero como no gritábamos para pedir ayuda, nadie nos oía. Así que decidimos que era hora de que empezáramos a buscar nuestras propias maneras para poder salir. Empece a investigar en Internet como otras personas habían pasado por este proceso, encontré miles y miles de paginas que hablan sobre fertilidad y procesos de reproducción asistida( ya os las iré contando). Pero entonces, me acorde¡¡,estuve hace poco ingresada en el hospital por una complicación en el tratamiento y una amiga enfermera me contó:

- Ana, hay un libro muy bonito que debes leer¡¡ Se llama : No tires la toalla, hazte un bonito turbante.

Rápidamente busque la manera de conseguirlo. A la semana siguiente ya lo tenia en mis manos y en un solo día me lo leí. Reflejaba como me sentía ante tantas situaciones desconocidas, narraba tan bien la historia por la que estamos pasando que decidí investigar sobre su autora: Marian Cisterna. Encontré su pagina web y su blog y vi las múltiples cosas que esta chica hace para ayudar a todas las personas que pasan por un tratamiento de fertilidad. Ni corta ni perezosa, me puse en contacto con ella, le pedí ayuda, le conté como lo estábamos pasando y necesitábamos que alguien nos ayudara. Ella me tiro el primer hilo para poder fabricar nuestra cuerda. Me dio ese golpe en la cabeza para decir: Eh¡ ya basta¡ tenemos que salir de aqui¡¡

Asi que decidimos empezar a fabricar nuestra propia cuerda. Contar nuestra historia pretende ser el medio que nos ayude a hacerlo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario